ARQ Medyca
Cerrar

¿Qué hay que saber para diseñar un hospital?

Un plan funcional consiste en diseñar un plan de actividades dentro del hospital en el que se identifiquen las características que deben de configurar y concretar las necesidades y demandas previstas por los posibles usuarios, con lo que se busca garantizar los niveles adecuados de servicio y calidad. En este sentido, realizando el plan funcional, se obtiene el abanico de servicio a brindar y con ello, estructurar la planificación de actividades sanitarias, con lo que se espera que se obtenga de él la máxima eficiencia.

Un plan funcional dará los parámetros de funcionamiento de cada una de las unidades y procesos dentro del hospital, es importante que dentro de este plan, se contemple el rumbo que tendrá el hospital en un futuro, para que las remodelaciones o ampliaciones estén tambien organizadas, para que de esta manera se vea en dónde estarán enfocados los servicios de salud en los próximos 20 años, porque la forma de trabajar y de hacer las cosas va modificándose. Un plan funcional no debe de ser interpretado como un escenario definitivo y estable, pues tan sólo la presencia de la tecnología genera modificaciones relevantes en la manera en la que se hacen las cosas. Lo que distintos autores indican son los siguientes pasos:
i) Entorno y análisis de la población.
Dentro de los aspectos que se deben de considerar es el análisis del entorno, identificando la estructura urbana en la que se encuentra y la infraestructura vial y por otra parte, se deben de realizar estudios poblacionales en los que se identifiquen tasa de envejecimiento, tasa de mortalidad, fecundidad por grupos de edad. Etc. Todo esto, para conocer el tipo de usuario que se puede esperar en esa zona.
ii) Modelo hospitalario.
Una vez que se tiene previsto qué tipo de población se va a recibir, por las condiciones socio-demográficas, se puede generar el plan de servicio y especialidades que tendrá el hospital, en donde se consideren la distribución del número de camas por área clínica y las áreas: de consulta externa, áreas de diagnóstico y tratamiento, urgencias, y cirugía, entre otras.
iii) Programa de superficies.
Ya que se sabe cuál es el tipo de población y los servicios que se darán, es necesario el diseño logístico y arquitectónico de cada una de las unidades de las que se conformara el inmueble hospitalario, por ejemplo: unidades funcionales, servicios ambulatorios, servicios centrales, bloque obstétrico, cirugía, aulas, biblioteca y salón de actos.

En resumen, como se puede ver es necesario realizar un recorrido que contemple, los antecedentes históricos del lugar, las condiciones socio-demográficas, el desarrollo de un esquema de servicio, un análisis de competencia del hospital, unir la parte estética y funcional, para que nuestro paso final sea el desarrollo del diseño del hospital.

Referencia:
Sainz de Baranda, G. & et al (2005). Plan funcional del hospital de Almansa. SESCAM & Castilla la Mancha. Madrid,
España.
Publicado Hace 2 meses
9
Mándanos un whatsappMándanos un whatsapp